Anuncios
Inicio Destacados ¿Vives todo el tiempo cansada? Síndrome de fatiga crónica

¿Vives todo el tiempo cansada? Síndrome de fatiga crónica

0
9
Anuncios

El cansancio, la fatiga y la desmotivación apesar de ser signos que usualmente la población toma como “flojera” puede que la realidad sea distinta. Probablemente estés atravesando un posible síndrome de fatiga crónica (SFC) y es de suma importancia que atiendas a este llamado que hace tu organismo. ¡No todo lo que brilla es oro! y al igual que para este caso, no todo cansancio debe interpretarse de la misma manera.

Fatiga crónica

¿Sabías que existen varios tipos de fatiga?

La fatiga es un síntoma que traduce la sensación de agotamiento o dificultad para llevar a cabo actividades que requieran esfuerzo físico o intelectual inclusive aquellas de recurrencia cotidiana. Existen varios tipos de fatiga que surgen como consecuencia de distintos abordajes.

De acuerdo al tiempo, se distinguen:

  • Fatiga aguda: Duración menor a una semana.
  • Fatiga transitoria: Tiempo de duración menor a un mes. Asimismo y al igual que la fatiga aguda, ambas tienen un lapso de tiempo definido y existe una mejoría espontánea o con reposo.
  • Fatiga prolongada o persistente: Es aquella que se extiende por más de un mes. Suele ser producto de ciertas enfermedades o afecciones pero no constituye una patología per se.
  • Fatiga crónica: Su comportamiento puede ser continuo o intermitente a diferencia de las anteriores y debe prolongarse por más de seis meses para ser considerada como crónica. A su vez, si tiene una causa conocida se le asignará como fatiga crónica secundaria. Por lo contrario, si se desconoce su causa será clasificada como idiopática.

Según su origen la fatiga puede ser:

  • Normal o fisiológica: Se presenta posterior a algún ejercicio físico o mental de gran intensidad, no obstante la recuperación sobreviene al cesar la actividad o guardar reposo. Igualmente, existe correlación entre la actividad realizada y la intensidad de esta fatiga.
  • Reactiva: Es aquella que se desencadena como consecuencia de alguna circunstancia, tal como el estrés, falta de sueño, etc. También cesa al evitar el factor desencadenante.
  • Patológica: Ocurre sin relacionarse con el esfuerzo previo o persiste más allá del tiempo razonable de recuperación según la actividad realizada. No recupera con el reposo y no es superable con el esfuerzo o voluntad del sujeto.

¿Qué es el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica es una entidad clínica establecida. Su definición ha sido bastante difícil de esclarecer para lo cual se plantea que debe cumplir ciertos criterios, tomando como base que se trata de una fatiga que persiste por más de 6 meses, desencadenándose independientemente del esfuerzo físico y/o mental que lleve a cabo el sujeto, llegando así a afectar significativamente la vida cotidiana.

Dormir en el sofá

Criterios que definen el síndrome de fatiga crónica:

Éstos fueron establecidos por consenso de especialistas internacionales donde la versión más actualizada con la que se cuenta actualmente es la de Fukuda del año 1994, también denominados criterios internacionales para SFC. Los criterios son los siguientes:

  • Fatiga crónica persistente con duración mínima de 6 meses o de carácter intermitente, inexplicada, de nuevo inicio o que por lo menos éste sea conocido. No debe ser producto de esfuerzos recientes. No mejora con el descanso y compromete gravemente la actividad diaria del paciente.
  • Exlusión de otras causas potenciales de fatiga crónica.

Asimismo, de forma concurrente, el paciente debe presentas cuatro o más de los siguientes criterios durante 6 o más meses y de presentación posterior a la fatiga:

  • Deterioro de la capacidad de concentración o memoria reciente.
  • Dolor de garganta (Odinofagia).
  • Afección dolorosa de los ganglios linfáticos del cuello (cervicales) o axilares.
  • Dolores musculares (mialgias).
  • Múltiples articulaciones dolorosas (poliartralgias) que no se acompañan de manifestaciones inflamatorias.
  • Cefalea de reciente comienzo o que puede tener características distintas a la habitual.
  • Dificultad en el dormir, sueño no reparador.
  • Malestar posterior al esfuerzo con duración mayor a 24 horas.

¿Qué pasa si un paciente presenta fatiga crónica pero no se acompaña de los otros criterios?

Básicamente la afección de esta persona pudiera -dependiendo del contexto- ser catalogada como una fatiga crónica idiopática, es decir, que se desconoce su causa. Por supuesto, debe seguir siendo estudiada por todo un equipo de especialistas médicos.


Posibles causas del síndrome de fatiga crónica:

El origen de este síndrome no se conoce a cabalidad, más bien existe una controversia fuerte entre si deriva de una padencia psicológica o de una orgánica. Aunque las hipótesis sobre una causa orgánica son las que con mayor fuerza han sido apoyadas por la comunidad médica, el ámbito psicológico no puede ser relegado.

Muy probablemente el síndrome de fatiga crónica sea una consecuencia de una infección vírica ya que hasta en un 50% de los pacientes se han detectado infecciones por virus de Epstein-Barr, Citomegalovirus o Herpesvirus tipo 6, aunque otros microorganismos tanto víricos como bacterianos pueden desencadenarla.

De esta manera, el SFC resultaría de un “círculo vicioso” que se establecería como consecuencia de la infección viral que no logró superar el paciente, quedando de esta forma en estado latente y continuando así la producción y liberación de sustancias proinflamatorias responsables de los diversos síntomas de este tipo (fiebre o febrícula, mialgias, odinofagia, entre otros), lo que conllevaría al desarrollo y mantenimiento fluctuante de la sintomatología.

Cansancio crónico

¿Cuáles son los síntomas de esta enfermedad?

Claramente los criterios definitorios del SFC representan algunos síntomas o signos de la enfermedad pero hay muchos otros. Entre ellos destacan: Sequedad de boca u ojos, febrícula, irregularidades en la temperatura corporal, sudoración profusa, alteración del estado de ánimo, pérdida de peso, dolor abdominal, palpitaciones, erupciones cutáneas, alergias e inestabilidad motriz.

Cada una de las manifestaciones clínicas deben ser valoradas bajo una cuidadosa historia clínica, donde el médico hará énfasis en conocer todas las características de la fatiga y el orden cronológico de aparición de los demás síntomas o signos asociados.

Afecta frecuentemente a las mujeres que a los hombres y suele presentarse entre los 20 y 40 años de edad.

El síndrome de fatiga crónica tiene una presentación bastante homogénea en la mayoría de los casos que se han registrado, sin embargo existen algunas entidades cuyos síntomas también pueden solaparse con los de esta enfermedad. Tal es el caso de la fibromialgia, que apesar de ser totalmente distinta al SFC se debe valorar muy bien cada aspecto para detallar y obtener un diagnóstico veraz.

No ignores esta enfermedad, préstale atención a tu cuerpo.

Cansada

Si te ha gustado esta información ¡anímate y compártela! con tus amigos y familiares.

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? pues ¡no te quedes con ellos! Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here