La fiebre amarilla es una de las enfermedades hemorrágicas virales que pueden potencialmente causar la muerte en tan solo un curso de una a dos semanas. Su prevención se convirtió en el mejor aliado ya que no existe cura ni tratamiento antiviral específico. Actualmente la fiebre amarilla continúa presente, no obstante su control se logró gracias a la introducción y aplicación de la vacuna, permaneciendo únicamente endémica en ciertas regiones. Para prevenir la fiebre amarilla se necesita mucho más que la vacuna, se necesita conciencia.

Aedes aegypti
El Aedes aegypti, mejor conocido como mosquito o zancudo patas blancas es el responsable de la transmisión del virus de la fiebre amarilla en la zona urbana.

¿Cómo prevenir la fiebre amarilla?

Todos los viajeros deben vacunarse en contra de la fiebre amarilla.

Las medidas preventivas para esta infección viral abarcan desde la administración de la vacuna antiamarílica hasta campañas de fumigación. Sin duda alguna la medida de mayor eficacia es la vacuna, gracias a la cual disminuyeron los casos aunque aún no se ha logrado erradicar la enfermedad por completo.

Vacuna antiamarílica:

VacunaciónEste es el nombre destinado a la vacuna contra la fiebre amarilla. Su composición es a base del mismo virus vivo pero bajo modificaciones por medio de las cuales se obtiene una forma atenuada capaz de inducir inmunidad y no la propia enfermedad. Se conocen dos tipos de cepas de este virus donde la frecuentemente empleada para elaborar la vacuna es la cepa viral 17D.

¿Qué tan efectiva es la vacuna para prevenir la fiebre amarilla?

La vacuna antiamarílica es altamente efectiva (se estima que su eficacia es mayor al 95%) además su tolerancia en general es bastante buena. Posterior a su administración aproximadamente a los 10 días se detectan anticuerpos protectores. Por lo cual se puede afirmar que a los 10 días de la vacunación ya estás protegido en contra de esta enfermedad.

¿En quiénes se indica la vacunación?

Se indica para todos aquellos viajeros que estarán ingresando a una país o zona endémica o viceversa, es decir, que saldrás de un país endémico a otro que por lo contrario no lo es. Igualmente, a los residentes de estas áreas la vacuna antiamarílica está incluida en el esquema de vacunación normal de los habitantes.

Mapamundi ilustraciónOtras indicaciones: Personal que manipula material contaminado con este virus tal como ocurre en los laboratorios.

La administración de la vacuna se debe realizar a partir del año de vida y hasta los 60 años.

Contraindicaciones de la vacunación:

En algunos casos la vacunación está totalmente contraindicada, en tanto que en otros se deberá valorar el riesgo/beneficio ya que a pesar de ser segura posee ciertas reacciones adversas. Las contraindicaciones son las siguientes:

  • Niños menores de 6 meses: Para aquellos entre 6 y 9 meses de edad se evaluará el riesgo vs el beneficio ya que hay mayores probabilidades de que ocurra una encefalitis post-vacuna.
  • Mayores de 60 años: No está contraindicada. Debe estimarse el riesgo/beneficio ya que a partir de esta edad se incrementa el riesgo de reacciones adversas graves a la vacuna antiamarílica.
  • Personas inmunodeprimidas: Son aquellas cuyo sistema inmunológico se encuentra comprometido y deprimido por alguna enfermedad, por ejemplo el VIH/SIDA, diabetes, cáncer, entre otros.
  • Embarazadas: Salvo que viajen o residan en zonas endémicas. En dado caso no se recomienda su vacunación durante el primer trimestre del embarazo.
  • Antecedentes de enfermedad o extracción quirúrgica del timo.
  • Antecedentes de hipersensibilidad grave/anafilaxia al huevo de gallina.

Reacciones adversas:

Cabe destacar que el personal médico es el encargado de valorar el riesgo vs el beneficio de la administración de la vacuna. Aún si se tratase de una de las contraindicaciones anteriormente mencionadas. Las reacciones adversas a esta vacuna son poco frecuentes.Vacunación en niños

  • Reacciones locales: Inflamación, dolor y/o enrojecimiento en la zona de inyección.
  • Otras reacciones menores: Cefalea, fiebre, malestar general, dolores musculares y fatiga.
  • Reacciones de hipersensibilidad: Son raras y más que todo ocurren en aquellas personas con historia de alergia a las proteínas del huevo. Se han encontrado reacciones como urticaria y anafilaxia.
  • Encefalitis postvacunal: Más frecuente en menores de 9 meses de vida. Se trata de un cuadro caracterizado por la presencia de fiebre, cefalea y afección neurológica focal que suele tener un inicio entre los 4 y 23 días después a la vacunación.
  • Fallo multiorgánico: Es extremadamente poco frecuente. Es un cuadro inflamatorio que puede afectar únicamente a un órgano o más bien a múltiples de ellos y ocasionar la muerte. Se caracteriza por fallo respiratorio, elevación de las transaminasas (enzimas) hepáticas, fiebre y fallo renal. Esta sintomatología puede iniciar entre los 2 a 5 días postvacuna.

EXTRA: 5 tips que no puedes olvidar sobre la vacuna antiamarílica

  1. La vacuna está disponible en los centros de vacunación internacional.
  2. Inmediatamente después de vacunarte deben entregarte un certificado internacional de vacunación. Usualmente es una cartilla de color amarillo.
  3. La validez del certificado inicia a los 10 días posteriores de la administración de la vacuna.
  4. No se necesita una dosis de refuerzo a los 10 años -como antes se requería- puesto a que desde Junio de este año se decidió que no es obligatorio ya que se demostró científicamente que con una sola dosis la inmunidad puede durar de por vida.
  5. Los países que exigen la vacuna antiamarílica son básicamente aquellos de Sudamérica así como países africanos.

Infórmate de los países que exigen la vacunación contra la fiebre amarilla aquí.

Viajar
Atención viajeros la vacuna antiamarílica es un requisito de muchos países. ¡Infórmate!

Otras medidas para prevenir la fiebre amarilla:

  1. Control del vector: Fumigación en las zonas urbanas.
  2. Eliminar criaderos: Retirar todos aquellos objetos que se convierten en acumuladores de agua. Éstos constituyen focos de criaderos de huevos del vector.
  3. Mosquiteros: Con ello se logra disminuir la entrada de mosquitos al hogar y por tanto el riesgo de enfermar de fiebre amarilla.
  4. Medidas de protección individuales: Uso de repelentes, ropa manga larga y pantalones, preferiblemente no de color negro.

Recuerda que prevenir la fiebre amarilla es la mejor opción y decisión.

La falta de un tratamiento específico obliga enfáticamente a optar por la prevención.

Por supuesto anexo a la vacunación es recomendable llevar a cabo las otras medidas destinadas para prevenir la fiebre amarilla y también otras infecciones virales como el dengue.

Si te ha gustado esta información ¡anímate y compártela! con tus amigos y familiares.

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here