Los gatos son compañeros fieles, su compañía nos puede dar una gran tranquilidad pero al mismo tiempo nos pueden ocasionar problemas médicos de los que tenemos que cuidarnos. La toxoplasmosis por ejemplo, una de las enfermedades mas conocidas relacionadas con estos felinos esta llena de mitos, muchos creen que el solo hecho de convivir con un gato implica un peligro inminente para las personas. Pues no, si bien es cierto que estas mascotas pueden transmitir esta enfermedad, existen una serie de condiciones que se tienen que presentar antes que una persona se contagie con toxoplasmosis.

Los gatos se contaminan al comer un raton infectado con toxoplasmosis

Tal vez te puede interesar: Lo que debe conocer una mamá en lactancia

Esta enfermedad es transmitida por un protozoario llamado Toxoplasma gondii, esta es una patología propia de los gatos donde el hombre es infectado accidentalmente por la ingestión de alimentos contaminados con las heces del felino parasitado.

En los seres humanos la toxoplasmosis es generalmente asintomática (sin síntomas), dependiendo del estado inmunológico del paciente los daños pueden oscilar entre linfoadenopatías leves hasta una lesión neurológica sumamente mortal, ya que el principal tejido afectado por este parásito es el sistema nervioso. Los pacientes más vulnerables o de mayor cuidado son: embarazadas, feto en desarrollo, ancianos y pacientes inmunocomprometidos (cáncer o VIH); el toxoplasma se considera un parásito facultativo ya que necesita unos 3 a 5 días en el ambiente para diferenciarse en un quiste esporulado, siendo esta la forma infectante para el humano cuando posee contacto con las heces del gato.

Ciclo evolutivo del Toxplasma gondii

Dependiendo de cual huesped se encuentre infectando el Toxoplasma gondii puede tener dos tipos de multiplicación: sexual o asexual, de forma didáctica se puede dividir el ciclo evolutivo de la toxoplasmosis en 3 fases:

  1. Fase Enteroepitelial (intestinal): Esta fase se da en su huesped definitivo (gato), el gato se infecta por medio de la ingesta de quistes tisulares cuando consumen un ave o ratón con el parásito, estos quistes al tener contacto con el jugo digestivo del estomago gatuno eclosionan liberando al toxoplasma en una forma evolutiva conocida como esquizonte.
    Dicho esquizonte se diferencia en numerosos merozoítos y estos a su vez se transformaran en su forma sexuada (gametos): macrogameto (femenino) y microgameto (masculino), el microgameto fecunda al macrogameto y se va a originar el Ooquiste no esporulado que va a ser vehiculizado al exterior por las heces del gato.
  2. Fase Exógena (ambiente): El Ooquiste proveniente de las heces del gato en el medio exterior (suelo o arena) sufre un proceso de esporulación (resistencia), esta es la forma infectante para cualquier huésped intermediario que lo consuma: hombres, aves, ratones, etc. Existe un mito popular donde se menciona que el contagio de Toxoplasmosis se da por la saliva o los pelos del gato y NO ES ASI!, para contagiarte necesitas ingerir los ooquistes de sus heces.
  3. Fase extraintestinal: Esta fase se da en aquellos seres que consumieron el Ooquiste esporulado generado en la fase anterior, por lo tanto es el ciclo dado en: hombres, aves, ratones y más, la multiplicación del parásito en esta fase es asexual.El ooquiste esporulado gracias a los jugos gástricos eclosiona dentro del intestino del huesped intermediario, liberando una forma evolutiva conocida como taquizoítos; los taquizoitos se multiplican rápidamente, penetran la pared intestinal invadiendo las células nucleadas formando un pesudoquiste, una vez que el sistema inmunológico los empieza a atacar se diferencian en bradizoítos, los bradizoitos son parecidos a los taquizoítos pero su multiplicación es muy lenta. El bradizoíto dentro de la célula secreta proteínas que van a formar la pared quística fabricando así el quiste tisular.

Toxoplasmosis es mortal en embarazadas

Tal vez te puede interesar: Encefalitis causas y síntomas

Tipos de toxoplasmosis

El daño por infección de Toxoplasma gondii va a depender de: la letalidad de la cepa infectiva, de la resistencia que posee este en el ambiente y del sistema inmunológico del paciente, ya que las lesiones van a estar provocadas por la capacidad de multiplicación que tenga el parásito y como responde el organismo frente a este. De acuerdo a esto la toxoplasmosis puede clasificarse en:

  • Toxoplasmosis Adquirida: En este grupo se enumeran las lesiones provocadas por la replicación del parásito en el cuerpo humano, el T. gondii al iniciar su multiplicación no genera respuesta inmune por lo tanto el paciente no presenta síntomas (fase asintomatica), en algunas personas si puede evidenciarse síntomas pero son muy leves y se pueden confundir con un resfriado común, algunos síntomas son: anorexia, inapetencia, dolores musculares (mialgias) y malestar generalizado.Luego de que el parásito ha formado quistes tisulares por todo el tejido se observará síntomas que si son presuntuosos de una infección con toxoplamosis, entre estos se encuentran: poliadenopatías afectando a los ganglios de la región cervical, axilar e inguinal, anorexia, cefalalgia, puede o no presentar fiebre y hepatoesplenomegalia.
  • Toxoplasmosis Ocular: Este tipo de infección genera en el individuo coriorretinitis que puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida. La toxoplasmosis ocular congénita está dada cuando la madre se ha infectado por primera vez en la etapa del embarazo, si la madre fue infectada antes de la gestación y sufre una reactivación no se verá comprometido el niño porque la forma evolutiva que va a evidenciarse son los bradizoítos (multiplican lentamente); el paciente con este tipo de lesión presenta la tetrada de Sabin: hidrocefalia, calcificaciones cerebrales, convulsiones y coriorretinitis.Por suparte si la toxoplasmosis ocular no es congénita se presenta una coriorretinitis necrotizante que puede acabar con la vista del paciente inmediatamente, el glóbulo ocular adquiere un aspecto amarillento y la retina traslúcida acompañado de edema ocular que dificultará la visión, esta lesión se caracteriza por ser unilateral, es decir que se lesiona un solo ojo.
  • Toxoplasmosis Congénita: Se suscita cuando la madre adquiere el parásito por primera vez y durante los primeros tres meses de gestación, el parásito coloniza al bebé en plena formación por vía trasplacentaria, este es el tipo de infección más letal ya que puede inducir abortos, malformaciones congénitas y en el mejor de los casos una lesión neurológica importante, donde el recién nacido puede presentar síntomas como: parálisis, convulsiones, hemiparesia, microcefalia y dificultad para succionar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here