El síndrome del hombre rojo es una de las reacciones adversas más descritas en la administración de ciertos fármacos como los antibióticos. Descubre de qué se trata, cómo reconocerlo y qué antibióticos se asocian más a este tipo de hipersensibilidad a continuación.

¿Qué es el síndrome del hombre rojo?

Es una reacción de hipersensibilidad asociada a la liberación de histamina, una sustancia química secretada por ciertas células que se involucra frecuentemente en los procesos alérgicos.

El síndrome del hombre rojo es secundario a la administración de ciertos medicamentos, entre los que se destacan los antibióticos como la Vancomicina.

Su causa se relacionaría con la administración o velocidad de infusión muy rápida de este antibiótico o por emplear una dilución inadecuada. Por supuesto, también depende de la idiosincrasia o susceptibilidad del paciente.

Pero.. ¿Qué es la vancomicina y cuándo se usa?

La Vancomicina es un potente antibiótico del grupo de los glucopéptidos que ejerce su acción directamente sobre la pared celular de las bacterias.
Está indicada su administración en casos de infecciones graves producidas por bacterias específicas. También es una excelente alternativa para aquellos individuos alérgicos a la penicilina y antibióticos similares a ésta.

Otros procesos patológicos en los cuales se emplea vancomicina:

  • Abscesos cerebrales.
  • Infecciones de los huesos.
  • Erisipela.
  • Meningitis y septicemia.
  • Infecciones por bacterias resistentes a otros antibióticos.
  • Endocarditis infecciosa.
  • Colitis pseudomembranosa (en ésta su administración es vía oral).
  • Otras infecciones.

Otros antibióticos que pueden causar el síndrome del hombre rojo:

  • Teicoplanina.
  • Rifampicina.
  • Anfotericina B.
  • Ciprofloxacina.

Vía venosa periférica

Signos y síntomas que debes reconocer rápidamente:

El síndrome del hombre rojo se caracteriza por la aparición de un rash cutáneo o erupción maculopapular de coloración rojiza que afecta con mayor predilección a la parte superior del cuello, cara y extremidades.
Con menor frecuencia puede afectar las extremidades inferiores.

Otros síntomas del síndrome del hombre rojo son:

  • Parestesias: Sensación de hormigueo o adormecimiento.
  • Taquicardia o bradicardia: Aumento o disminución de la frecuencia cardíaca respectivamente.
  • Fiebre.
  • Hipotensión.
  • Prurito: Comezón; sobre todo en cara, cuello y espalda.
  • Disnea: Dificultad respiratoria.
  • Espasmos musculares.

En líneas generales, estas reacciones aparecen durante o inmediatamente después de la administración del fármaco, y suelen cesar a los 20 minutos de haber interrumpido el uso del mismo.
Para su tratamiento se puede emplear por vía endovenosa ciertos antialérgicos del tipo antihistamínicos o corticoesteroides.
PruritoSi te ha gustado información pues ¡compártela con todos tus amigos y familiares! ayuda a que otros reconozcan los signos y síntomas de esta reacción y consulten rápidamente a su médico.

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? pues ¡no te quedes con ellos! Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here