El mal de chagas o tripanosomiasis es una enfermedad que se produce gracias a una infección parasitaria por el Trypanosoma cruzi, para poder infectarse con este parásito se necesita la picadura de un intermediario conocido como chipo. De acuerdo a que se han registrado numerosos casos de Chagas en el mundo, es frecuente escuchar diversos mitos sobre esta patología y en este artículo nos dedicaremos a romper cada uno de ellos.

La picadura del chipo es necesaria para trasmitir Mal de Chagas

Tal vez te puede interesar: Toxoplasmosis ¿Mi gato me enferma?

La cardiopatía chagasica se produce por una reproducción constante del parásito dentro del tejido cardíaco, sin embargo no solo ataca el corazón sino también a las vísceras (megaesófago y megacolon), entre los síntomas más comunes se encuentran: fiebre diarrea o vómitos durante la fase aguda por lo tanto no es fácil de diagnosticar, lo que conduce rápidamente a la fase crónica de la enfermedad que es donde se observa el crecimiento anormal del tejido afectado. De acuerdo a que se necesita la presencia del chipo para poder infectarse con el parásito esta patología es más común en zonas rurales y donde no sea muy frecuente la fumigación.

5 mitos sobre el mal de Chagas

1. La picadura del chipo causa mal de chagas: A pesar de que sea necesario este vector para que se infecte el humano su picadura no es la causa del mal de Chagas, lo que de verdad genera la enfermedad es la presencia del parásito Trypanosoma cruzi dentro de nuestro cuerpo.

2. Todos los chipos trasmiten mal de Chagas: Este es otro error no todos los chipos están infectados por el parásito, solamente van a trasmitir la enfermedad aquellos que hayan consumido sangre de una persona infectada previamente; por supuesto es imposible saber a primera vista si el chipo que nos picó tiene el parásito o no, por lo tanto a todos aquellos que sufran una picadura deberían realizarse los exámanes médicos pertinentes para verificar que posea la enfermedad, primero necesitamos los resultados de estas pruebas antes de creernos muertos por el mal de Chagas.

El signo Mazza Romaña es característico de el Mal de Chagas

Tal vez te puede interesar: ¿Como reconocer una falla cardíaca?

3. El parásito está en la saliva del chipo y por eso nos contagia: Esta afirmación es completamente errónea, la verdadera historia es la siguiente: El chipo consume sangre infectada de un humano, estos parásitos sufren diferentes cambios morfológicos dentro del aparato digestivo del chipo y al final el parásito será expulsado de este vector por la orina y sus heces. Cuando el chipo se alimenta este simultáneamente orina y defeca, los parásitos ganan acceso al cuerpo humano en el momento en que la persona se rasca y disemina las heces del chipo en la herida.

4.Es lo mismo estar infectado y ser un paciente chagásico: No es lo mismo, la persona infectada solamente posee el parásito en el organismo en constante replicación pero su fase es asíntomática (sin síntomas), mientras que los enfermos chagásicos se encuentran en la fase crónica de la enfermedad y poseen diferentes disfunciones cardíacas como por ejemplo insuficiencia cardíaca congestiva.

5.Las personas con el mal de Chagas mueren inmediatamente: esto es completamente falso, los enfermos chagásicos sufren un proceso de degeneración lento en su sistema cardiovascular o visceral según la lesión que posea, por lo tanto esta es una enfermedad que va afectando al cuerpo humano poco a poco.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here