La piel, órgano extenso y visible del cuerpo humano, refleja gran cantidad de información de una persona. Desde su grado de hidratación hasta algunas manifestaciones de enfermedad. ¿Estás haciendo lo correcto por y para tu piel? es una excelente pregunta que debes plantearte. Primero debes saber qué piel posees para luego aprender los mejores cuidados para tu tipo de piel.

Elección de cosméticos

Estructura de la piel

La piel es la envoltura del cuerpo, representa entre el 15 al 20% de su masa total. Posee tres capas, que desde el exterior a su interior se encuentran las siguientes:

  • Epidermis:

    Es la capa más externa y la que sufre por tanto la descamación. En ella se encuentran las células con queratina, así como aquellas capaces de dividirse constantemente para renovarla. A su vez, más profundamente están los melanocitos. Éstos son los encargados de la pigmentación cutánea.

  • Dermis:

    Se encuentra inmediatamente por debajo de la epidermis. Su principal función es proveer un sostén mecánico, resistencia y espesor a la piel.

  • Hipodermis:

    Es la capa más interna de la cubierta cutánea. Es rica en tejido adiposo y en algunas literaturas la describen como tejido celular subcutáneo. Asimismo, representa la capa más gruesa.

Cuidados para tu tipo de piel:

Descubre, reconoce y ¡comienza a cuidar tu piel!

Atrás

1 –
Piel normal: El sueño de muchas2 –
Piel seca: ¡Que la resequedad no se apodere de ti!3 –
Piel grasa: ¡El agobiante brillo!

4 –
Piel mixta: La suma de varios problemas

5 –
Piel sensible: La más delicada

Siguiente

Piel normal: El sueño de muchas

 

Piel normal

Ciertamente si tu tipo de piel es normal, pues no hay mucho de que preocuparse.
La piel normal es aquella que no presenta imperfecciones, su aspecto es uniforme. Sus poros no se encuentran dilatados y básicamente está en un buen equilibrio, ya que no es ni grasosa ni seca. Además es elástica, de textura suave y superficie lisa.

¿Perfecta? ¡Igual necesita sus cuidados!

A pesar del pensamiento común de que la piel normal es la más perfecta de todas, pues esto no es 100% cierto. Primero, si tu tipo de piel es ésta, pues necesitas entender que también tiene necesidades como el resto de los biotipos cutáneos.
Es un error fatal pensar que tu piel aún siendo normal no necesita cuidados. Recuerda que también eres propensa a sufrir impurezas.

¿Qué cuidados necesita una piel normal?

Humectación y limpieza son los principales cuidados para la piel normal. La aplicación diaria por las noches de una crema de hidratación conjuntamente con la limpieza adecuada del cutis, sin olvidar el uso de desmaquillantes son los pasos que debes seguir para mantener una piel casi perfecta.

TIPS:

¿Quieres apuntarte a lo natural? pues para conseguir una buena hidratación y humectación de la piel, debes saber que la miel, el extracto de pepino así como el extracto de soja pueden cumplir esos dos objetivos. Además son antioxidantes y ricos en vitaminas. ¡Harán de tu piel, la más radiante y fresca!.

¿Cuál sería tu maquillaje ideal? recuerda que al tener una piel normal, todo se reduciría a tus gustos a la hora de elegir el maquillaje. No obstante, se recomienda la elección de aquellos productos minerales. También, los cosméticos hipoalergénicos te podrían brindar un beneficio extra, el cual sería el cuidado de tus poros, puesto a que no tienen efecto de tapón sobre ellos en comparación al resto.

 

Atrás

1 –
Piel normal: El sueño de muchas2 –
Piel seca: ¡Que la resequedad no se apodere de ti!3 –
Piel grasa: ¡El agobiante brillo!

4 –
Piel mixta: La suma de varios problemas

5 –
Piel sensible: La más delicada

Siguiente

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here