La enfermedad de Meniere es una dolencia del oído interno afecta a las personas entre los 20 a 50 años y se manifiesta a través de crisis que se asocian con vértigo, disminución de la audición y zumbidos; esta enfermedad se encuentra relacionada con problemas de la circulación de líquidos dentro del laberinto auditivo pero su origen aun se encuentra bajo debate, en general la lesión ocurre en un solo oído.

Enfermedad de Meniere
Tal vez te puede interesar: 6 pilares para prevenir el Alzheimer

La frecuencia de las crisis es variable al igual que su intensidad ambas tienden a disminuir con el tiempo y la curación suele acompañarse de sordera, como se desconocen las causas de esta enfermedad el tratamiento para este tema es difícil. Durante la crisis, el enfermo debe permanecer en reposo y eventualmente tomar medicamentos para combatir el vértigo y la angustia.

Causas de la enfermedad de Meniere

Como ya se había mencionado la causa mas común es una compresión de los tubos cartilaginosos que conforman a el laberinto del oído interno; los tubos trabajan en conjunto con el par craneal numero 8 llamado nervio auditivo que lleva la información de las ondas de sonidos para ser interpretadas como información, es importante aclarar que este par craneal también se encarga del equilibrio y coordinación de los movimientos corporales, por eso es que al fallar la conexión entre el laberinto y el nervio auditivo se produce el vértigo.

Aun no se ha determinado porque se aumenta la presión del líquido circundante dentro del laberinto auditivo, sin embargo existen algunos factores que se conjugan como predisponentes a sufrir esta patología, como lo son: traumatismo craneal, infecciones recurrentes en el oído interno o medio, alergias, predispocision genética o antecedentes familiares, tabaquismo, alcoholismo, infección por un microorganismo viral recientemente y efecto adverso por sometimiento a un fármaco constantemente como los medicamentos para la hipertensión.

Síntomas

Las crisis de Meniere no siguen un patrón de aparición, estas se producen de forma espontanea y sin aviso previo apareciendo de forma diaria o inconstantemente por un año, así como su aparición varia la intensidad del dolor algunos episodios son leves mientras que otros son muy intensos que pueden causar hasta desmayos.

Los síntomas característicos de una enfermedad de Meniere es una tetrada: perdida de la audición (hipoacusia) que se puede producir solo en el oído afectado o en ambos, la audición puede ser recuperativa pero empeora con el tiempo; zumbido en el oído lesionado (tinnitus), sensación de presión constante en el oído y vértigo o mareo, los pacientes con Meniere describen al vértigo muy intenso como si estuvieran girando en su propio eje por mucho tiempo.

Otros síntomas secundarios de la enfermedad de Meniere son: trastornos gastrointestinales (diarrea, nauseas y vómitos), aumento de la intensidad de la tetrada ya mencionada por movimientos ejecutados en el dia, perdida del equilibrio y conocimiento por un tiempo variable que puede oscilar de 30 minutos hasta 24 horas, dolor de cabeza (cefalea), movimientos descoordinados de los ojos que agravan el mareo.

Enfermedade de Mienere.

Tratamiento

Como no se ha diagnosticado la causa definitiva mucho menos se ha creado un medicamento o tratamiento que erradique de forma definitiva la enfermedad de Meniere, sin embargo un cambio de estilo de vida y diferentes tratamientos sintomáticos puede sopesar un poco el dolor auditivo intenso. El principal método de ataque a esta enfermedad es disminuir la cantidad de liquido que esta circulando por el cuerpo y sin duda ha resultado para controlar los síntomas hasta una intensidad soportable, por eso el fármaco utilizado es cualquiera de los grupos de los diuréticos, esto debe ser acompañado de una dieta baja en sal (hiposódica).

Entre otras recomendaciones estan: evitar ejercicios que involucren movimientos bruscos ya que disparan los síntomas llegando hasta la perdida del conocimiento, eludir las luces incandescentes, observar televisión de cerca y leer mientras se presente los dolores auditivos; así como también se recomienda evitar el control de maquinas pesadas, escalar o manejar sino hasta después de una semana haber sufrido el ultimo ataque ya que una aparición repentina durante estas actividades pueden ser mortales, por ultimo reduzca o erradique el consumo de alcohol y cigarros.