La depresión en los niños es un tema evitado por muchos debido a que cuando se presenta existe un desconocimiento sobre cómo afrontar esta situación y que hacer al respecto. Debe entenderse la depresión infantil como una enfermedad y tratarse de igual manera, siempre buscando la ayuda de un profesional que brinde a los padres todas las herramientas para hacer de este proceso el más rápido de superar.

¿Por que mi hijo tiene depresión infantil?

Un niño deprimido no es igual a otros y no debe verse así, la tristeza no es normal en un infante que aún desconoce de responsabilidades y ocupaciones que le generen un episodio recurrente que lo haga sentir triste. Para los padres este debe ser su llamado de alerta no importa lo intenso que sea su dia ni las preocupaciones que estos tengan pues lo más importante debe ser el niño.

Síntomas de la depresión infantil

Un niño menor a siete años que presenta irritabilidad constante, falta de interés en juegos, pérdida de peso ó aumento que no va con su edad cronológica y episodios de ansiedad como fobias escolares puede estar entrando en un cuadro depresivo. Lo que indicará a los padres que deben darle la atención adecuada para el diagnóstico temprano de la depresión infantil.
Si se observa en niños mayores de siete años que emocionalmente están irritables, son agresivos, tienen episodios de culpabilidad con presencia de temas como la muerte así como cambios de conductas en la relación escolar donde sus profesores han observado desequilibrio en la relación con sus iguales, agresividad, falta de atención y retraso en el aprendizaje es momento de detectar la raíz del problema.

la depresion infantil

¿Que deben hacer los padres de niños depresivos?

No existe mayor indicador de acertividad en un padre que reconocer los errores que han repercutido en los sentimientos de los niños. Es común ver en niños con depresión infantil una ausencia de la figura de respaldo como lo son sus padres en las visitas al terapeuta. Las nuevas corrientes de aprendizaje infantil invitan a los padres a sumarse en la cura a esta enfermedad pues solo con su apoyo el niño con depresión infantil podrá salir de ese oscuro lugar en el que está.

La depresión infantil debe verse como cualquier otra enfermedad y atacarse a tiempo con la misma importancia. Un diagnóstico temprano puede hacer la diferencia ante una adultez feliz y normal ya que la depresión acarrea problemas de salud que acompañan a los pacientes durante toda la vida sino es tratado con seriedad.

¿Cómo afecta la depresión infantil académicamente?

Es evidente que los síntomas que presenta un niño depresivo afecta el rendimiento escolar así como la relación con el entorno. Debido a la falta de atención se evidencia un descenso en las calificaciones de los niños con depresión así como problemas con sus profesores por episodios de agresividad, que se deben atacar a tiempo para encontrar la causa de este comportamiento. La tesis de que algunos ambientes escolares propician que niños alrededor del mundo desarrollen cuadros depresivos desde temprana edad no se descarta debido a un ingremento en episodios de acoso escolar, generando además de fobias, actitudes negativas ante el sistema educativo. Con esto no decimos que una causa de la depresión infantil sea la escuela pero no descartamos que algunos detonantes ajenos a ella como el bullying, generen en los pequeños estados anémicos que los lleven a la depresión infantil.

También te puede interesar: Los 4 mejores Antidepresivos Naturales

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here