La hernia discal es un problema frecuente en la población adulta, esta es propiciada por la ruptura del anillo fibroso intervertebral, permitiendo la exposición del núcleo pulposo interno el cual oprimirá a los nervios raquídeos ubicados a través del canal espinal, obteniendose un dolor frecuente en la zona lesionada como síntoma principal de esta patología.

La hernia discal es común en adultos

Tal vez te puede interesar: Dolor del nervio ciático o ciática, síntomas y tratamiento

Existen varios tipos de hernia discal, causados por diversos factores como la herencia genética o por el tipo de trabajo que se desempeña, la hernia discal es muy común en hombres mayores de 30 años que tienen trabajos donde se implica bastante esfuerzo físico: obreros, mecánicos, almacenistas, etc.

Tratamientos para la hernia discal

De acuerdo a cual sea la causa, existen diferentes métodos terapéuticos que pudiesen ser efectivos para esta enfermedad, he aquí una lista más detallada de aquellos tratamientos más idóneos:

Fisioterapia manual: Es un programa con técnicas de fisioterapia para tratar la disfunción vertebral, tienen la capacidad de disminuir el dolor, movilizar los tejidos blandos y reducir los espasmos; las técnicas que están hechas para este tipo de osteopatía son: Mulligan, movilizaciones conjuntas y Maitland.

Fisioterapia es un tratamiento no invasivo para la hernia discal

Tal vez te puede interesar: Beneficios de la natación para mujeres embarazadas

Mesa de tracción electrónica: Es un equipo terapéutico que realiza el desplazamiento del cuerpo con resortes que controlan la progresión en los procesos de tracción, también hay piezas que sirven para apoyar las rodillas el cual ayuda a el enderezamiento de la columna lumbar. Los beneficios son: aumento del espacio intervertebral por estiramiento de la musculatura, mejora la circulación local y reducen la molestia de los músculos cuando se contraen.

Mesa de descompresión y flexión: El paciente hace una sesión en el equipo de descompresión en una tabla de flexión que permite movimientos de extensión, rotación y laterales, los cuales pueden reducir la estenosis y aumentar la altura de la rueda trasera así como también del canal vertebral, por otra parte la flexión aumenta el transporte de los metabolitos al disco lo que facilita la regeneración del mismo.

Entrenamiento con pesas y pilates: Para tener mejores resultados es necesario realizar frecuentes estímulos graduales que aseguren la integridad musculoesquelética y prevenir nuevas crisis; la mejor opción son ejercicios de levantamiento de pesas y pilates que mejoran la condición física y mental de los pacientes.

COMPARTIR
Artículo anteriorTratamiento de la Enfermedad de Wilson
Artículo siguienteCefalea tensional síntomas y tratamiento
Venezolana de 21 años amante de la salud, estudiante de Bioanalisis en la Universidad de Carabobo, mi cuna es Valencia y mi meta esta fuera del país. Caminando de la mando de Dios y de mis santos en todo momento; pensando mas de la cuenta, estudiando para ser alguien y trabajando para lograr lo que quiero, tachando metas de la lista interminable de cosas que quiero vivir, conocer y ver.