La gonorrea es una terrible enfermedad de transmisión sexual (ETS) que se produce por una bacteria cuyo nombre científico es Neisseria gonorrhoeae, esta patología infecciosa es muy difícil de detectar y puede generar complicaciones que comprometan la fertilidad del individuo.

Secreción purulenta matutina es característico de la gonorrea

Tal vez te puede interesar: Virus de Papiloma Humano

La Neisseria gonorrhoeae se contagia por contacto con las mucosas: boca, pene, vagina y ano, a su vez esta también puede transmitirse de madre a hijo durante el parto por las secreciones infectadas del canal vaginal, causando en el bebe conjuntivitis neonatal; la memoria inmunológica para esta enfermedad es nula, por lo cual personas que han tenido gonorrea y reciben tratamiento puede infectarse nuevamente si tienen contacto sexual con otra persona infectada.

Aunque es probable que muchos hombres con gonorrea no muestren síntomas, algunos signos o síntomas aparecen entre 2 y 8 días después de la infección, tales como: sensación de ardor al orinar, secreción blanquecina, amarillenta o verdosa en el pene durante las mañanas y lesiones ulcerativas sumamente dolorosas.

La mayoría de las mujeres con gonorrea son asíntomaticas y si muestran signos de la enfermedad son leves, incluso estos síntomas pueden ser tan comunes que se confunden con signos de infección en la vejiga o por levaduras. Los primeros signos o síntomas que una mujer puede presentar son: sensación de ardor o dolor al orinar, aumento de flujo vaginal, entre otros; debido a su tardía aparición de síntomas las mujeres son más propensas a sufrir daños crónicos por gonorrea como infección en cuello uterino, ovarios y trompas de falopio.

Complicaciones de la gonorrea

Cuando no se trata a tiempo, la gonorrea puede causar problemas de salud graves y permanentes tanto en hombres como mujeres.

En mujeres la gonorrea es una causa común de enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), cada año aproximadamente 750.000 mujeres en el mundo desarrollan EPI que puede conducir a abscesos internos y dolor pélvico crónico a largo plazo, este puede ser un factor predisponente para daño a las trompas de Falopio, infertilidad y aumenta el riesgo de embarazo ectópico.

Lesiones ulcerativas de la gonorrea en el vestíbulo vaginal

En los hombres la gonorrea puede causar infección dolorosa de los conductos testiculares (epididimitis), si no se trata a tiempo progresa a infertilidad. Las personas con gonorrea pueden adquirir más fácilmente el VIH bien sea por la vida promiscua que llevan o por que su sistema inmunológico se encuentra deprimido; el individuo infectado y todas sus parejas sexuales deben evitar las relaciones íntimas hasta que se haya completado su tratamiento.

La solución más segura para prevenir la transmisión de esta ETS es evitar contacto sexual, o tener una relación estable y monógama con una pareja que se ha conocido que no está infectada. Los condones de látex cuando se utilizan de forma sistemática y correcta pueden reducir el riesgo de transmisión de la gonorrea.

Cualquier síntoma como ardor durante la micción, erupción inusual o secreción genital debe ser una razón para dejar de tener relaciones sexuales y consultar a un médico inmediatamente; una persona que ha sido diagnosticada y tratada con gonorrea debe informar a todas sus parejas sexuales recientes.

COMPARTIR
Artículo anteriorCausas de la infertilidad masculina
Artículo siguienteBeneficios de la natación para mujeres embarazadas
Venezolana de 21 años amante de la salud, estudiante de Bioanalisis en la Universidad de Carabobo, mi cuna es Valencia y mi meta esta fuera del país. Caminando de la mando de Dios y de mis santos en todo momento; pensando mas de la cuenta, estudiando para ser alguien y trabajando para lograr lo que quiero, tachando metas de la lista interminable de cosas que quiero vivir, conocer y ver.