La gastritis es una de las afecciones estomacales más comunes actualmente. El porqué radica frecuentemente en los hábitos y estilos de vida de las personas. ¿Eres muy estresado? ¿No tienes un horario de comida adecuado? ¿Comer fuera de casa es tu rutina? pues aunque pueda sonar repetitivo, la realidad está allí, frente a tus ojos. Gran parte de tu vida cotidiana define las enfermedades o padencias que puedas estar o que pudieras llegar a presentar. ¡El estómago habla!, los dolores estomacales, la sensación de acidez o de plenitud sin haber comido nada así como el reflujo, son algunos síntomas con los cuales él se expresa. Fortalece tu estómago y no dejes que el reloj se vuelva el enemigo de tu salud.

¿Qué puede estar ocasionándome tanto malestar estomacal?

Muchos de tus hábitos son los que están enfermandote del estómago. ¿Fumas, bebes alcohol o más bien mucho café? Estos son los principales enemigos de un estómago saludable. Ellos favorecen el desarrollo de la enfermedad úlcero péptica gracias a que además de retrasar el vaciamiento gástrico, afectan la producción o liberación del ácido clorhídrico y del bicarbonato, dos sustancias que deben estar en equilibrio para la adecuada funcionalidad de este órgano.

¿Tienes una personalidad tipo A? es decir, vives a contrarreloj, estresado, eres impaciente, siempre te impones límites muy rígidos y quizás llegas a estar mucho tiempo malhumorado. Esta forma de vivir no es la más correcta. Psicológicamente también puedes enfermarte y afectar al resto del organismo. Y el factor más importante de todos: ¿Cómo es tu alimentación? recuerda que más allá de un cuerpo esbelto, la belleza no lo es todo, ¡la salud viene antes!; si te enfocas en seguir una dieta a predominio de lípidos y demás grasas dañinas pues afectarás significativamente tu sistema gastrointestinal.

Fortalece tu estómago: ¡6 recetas maravillosas!

No solo para aliviar los síntomas gástricos tan molestos sino también para vivir de una forma mucho más saludable. Atiende y fortalece tu estómago sin necesidad de comprar suplementos o seguir regímenes dietéticos estrictos. Estas recetas son fáciles, económicas y amigables para todo el tracto gastrointestinal. ¡Anímate!

1Para comenzar el día: Cereal de avena con banana



Es un plato sencillo e ideal para el desayuno, ya que aporta la energía suficiente y además es excelente para combatir el estreñimiento por el buen contenido de fibra de la avena. La banana además brinda gran cantidad de potasio y con ello también obtienes el beneficio de luchar contra la retención de líquido. ¡Y como si fuera poco! también ayuda a adelgazar. ¿No lo crees? mira estos jugos de banana para perder peso.

Ingredientes:

Un cambur o banana mediana, 80 gramos de avena en hojuelas, una cucharada de miel de abejas, una cucharadita de canela en polvo, un vaso de leche de cabra (o descremada) y una ligera pizca de sal.

Preparación:

Lo más correcto y para potenciar su efecto fortalecedor, la noche antes o por lo menos un par de horas previas a consumir este cereal, coloca la avena en remojo en un vaso de agua. ¿Qué ganas con esto? pues de esta forma se eliminan una parte del ácido fítico que contienen estas hojuelas. Luego cuela y deja escurrir.
¡Ahora sí, a preparar el cereal!

  • En una olla, caliente la leche.
  • Añade la avena y espera a que comience a hervir un poco.
  • Deja que adquiera un consistencia semi-espesa y añade la cucharadita de miel y la pequeña pizca de sal.
  • Retira del fuego, sirve en un plato hondo y corta en rodajas el cambur o banana dejándolo caer en la avena caliente. Espolvorea la canela y disfruta.

2Entrando en el almuerzo: Crema de calabacín, puerros y patata



Ingredientes:

Una patata grande, un calabacín, dos puerros, media cebolla, hojas de cilantro, sal y pimienta negra al gusto.

Preparación:

  • Calienta aproximadamente dos vasos de agua en una olla. Añade una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva.
  • Al hervir, agrega los vegetales previamente lavados y picados en trozos grandes. Deja reposar.
  • Con un tenedor segúrate de que ya los vegetales están blandos y procede a retirarlos del agua.
  • Retira la piel de la patata, puerros, calabacín y de la cebolla.
  • A continuación licúa todos los ingredientes a velocidad media-alta por unos pocos minutos hasta obtener una crema homogénea.

¡Listo, sirve caliente y disfruta!

3Salmón con romero y brócoli ¡A la plancha!



El salmón es rico nutricionalmente y además también es un gran aliado para perder peso ya que tan solo 100 gramos aportan 191Kcal aproximadamente. Tiene abundantes ácidos grasos saludables, entre los que figura el Omega 3 y Omega 6, además de minerales, vitaminas y aminoácidos.

Ingredientes:

200 gramos o una a dos rodajas de salmón fresco, ramas de romero (o en polvo), 200 gramos de brócoli, una cuchara de margarina (o aceite de oliva), sal y pimienta al gusto.

Preparación:

  • En primer lugar, cocina el brócoli durante 10 minutos o hasta que esté blando en una olla con agua hirviendo a fuego medio.
  • Posteriormente, retiralo del agua y deja enfriar.
  • Sazona el salmón por ambos lado con sal, romero y pimienta. Si deseas, puedes utilizar también ajo en polvo.
  • En un sartén caliente, agrega el chorrito de aceite de olvida o margarina, añade el salmón y cocina por ambos lados (aproximadamente 4 minutos) o hasta que esté rojizo. ¡No te pases del tiempo! para que así su textura sea la adecuada y no se reseque.
  • Sirve conjuntamente con el brócoli. Puedes incorporar unas gotas de zumo de limón y te encantará.

4Ensalada de tomate y atún: ¡Súper fácil!



Ingredientes:

Hojas de lechuga o un paquete de lechuga mix, 2 tomates rojos o 8 tomates cherry, 1 lata grande de atún en aceite vegetal, sal y una cuchara de aceite de oliva virgen extra.

Preparación:

La preparación de esta ensalada es muy fácil y fortalece tu estómago gracias a su aporte de fibra, ácidos grasos y demás nutrientes. Lo primero a realizar es lavar la lechuga (no importa que ésta sea comercializada como pre-lavada) en un recipiente con agua y un chorrito de vinagre. Luego saca y seca ligeramente con un paño seco.
A continuación lava también los tomates y pícalos tal como en la imagen. Agrégalos al tazón de lechuga con el atún previamente escurrido.
Adereza con aceite de oliva, sal y pimienta.

5Yogurt natural con fresas: ¡Adiós a las meriendas grasosas!



Ideal para merendar o para complacer antojos y combatir la ansiedad.

Ingredientes:

Un yogurt natural sin azúcar, 150 gramos de fresas, canela y miel de abejas.

Preparación:

Lava y pica las fresas en cubos.
Vierte el yogurt en un plato hondo y añade las fresas picadas.
Agrega la cucharadita de miel de abejas y espolvorea la canela.
¡Mezcla todo y a comer!

6Jugo de zanahoria, apio y espinacas



No solamente fortalece tu estómago ya que este jugo es un muy buen diurético, por lo que ayuda a todos aquellos que sufren de cálculos renales o de retención de líquido.

Ingredientes:

Media papaya pelada, un a banana mediana, un yogur natural, media taza de leche de coco o de arroz y
una cucharada de miel de abejas.

Preparación:

Lava, retira la concha de la papaya y pícala en trozos grandes. Corta la banana en rodajas y conjuntamente con los demás ingredientes, procesa en una licuadora.
Si queda muy espeso tu jugo, añade un poco más de leche o un chorrito de agua. ¡Y listo!

También te puede interesar: Beneficios del coco para la salud.

Coco a la orilla de la playa

Si te han gustado estas recetas ¡anímate y compártelas! con tus amigos y familiares.

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? pues ¡no te quedes con ellos! Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here