La presbicia es una patología que compromete la función del sentido de la visión, este deterioro es progresivo y esta influenciado por el envejecimiento del cristalino en conjunto con el músculo ciliar ocular, ambas estructuras son imprescindibles para realizar un buen enfoque de los objetos a corta distancia; el cristalino está situado detrás de otra estructura ocular llamada iris, de esta manera el cristalino funciona como un lente intraocular que modifica su dimensión de acuerdo a la distancia del objeto que se este observando, este lente esta soportado dentro del ojo gracias a unas fibras conocido como zonulares que lo unen a los músculos ciliares estos permiten el movimiento del cristalino cada vez que realiza un enfoque: se relaja permitiendo la dilatación del cristalino para enfocar objetos cercanos y al contraerse define al máximo al cristalino para ver objetos lejanos.

Presbicia síntomas y tratamiento
Tal vez te puede interesar: Trasplante de córnea

A medida que pasan los años se pierde la elasticidad de los lentes intraoculares (cristalino) y de los músculos que permiten su movimiento (ciliares), por lo tanto se imposibilita el enfoque fisiológico de la vista afectando principalmente para ver con alta nitidez los objetos que se encuentren a una corta distancia; es por esto que se denota un cansancio al realizar actividades que requieran observar objetos cercanos como: leer, cocinar, coser, entre otros. Al iniciar la síntomatologia de la presbicia es dificil que se busque ayuda médica porque el cuerpo humano fisiológicamente hace un esfuerzo mayor para mentener la visión en buen estado lo que genera intensos dolores de cabeza (cefalea), cuando el tejido está bastante deteriorado que es el momento donde el cuerpo no puede camuflajear su lesión se muestran las molestias oculares de manera más seguida obteniendo una vista cada vez menos nítida.

Para tratar la presbicia existen diferentes métodos terapeúticos dependiendo de la magnitud de la lesión que se posea, las medidas van desde usar anteojos (lentes) hasta aplicar intervención quirúrgica ambulatoria.

Síntomas de la presbicia

La presbicia empieza a mostrar sus efectos desde que se percibe una dificultad para la lectura en letras muy pequeñas o para observar elementos muy cercanos, lo que obliga al individuo marcar centímetros de distancia para lograr un mejor enfoque de los objetos, posterior a esto las personas que sufren de presbicia desencadenan una serie de manifestaciones clínicas corelacionadas con otras patologías oculares como: miopía, hipermetropía o astigmatismo

La presbicia puede ser considerada a su vez como la complicación de alguna anormalidad ocular que se padece hace muchos años atrás e involucran al buen desempeño ocular, siendo característico en la miopía pero los que poseen mayor índice de riesgo son aquellos que sufran de hipermetropía.

Tratamiento de la presbicia

Lo particular de la presbicia es que al ser una patología desencadenada por el envejecimiento de las estructuras oculares esta no puede ser prevenida, no existe ningún método preventivo para la vejez. Desde hace muchos años el método de corrección para la presbicia es el uso de lentes o anteojos, sin embargo en la actualidad existen algunos tratamientos quirúrgicos que pueden ser ideales para la presbicia pronunciada los cuales consisten en implantar un nuevo lente intraocular o corregir la presbicia por medio de láser.

Lentes bifocales

El uso de anteojos es aplicado en aquellas personas donde la presbicia esta iniciando o a un nivel de daño menor, para esto existen diferentes lentes que deben ser utilizados según la recomendación médica:

  • Monofocales: Aplicado para aquellas personas que están en la etapa inicial de la presbicia las cuales poseen dificultad solo para observar elementos que se encuentren a corta distancia, son los ideales cuando se necesita hacer una tarea que requiere el enfoque de objetos cercanos por un intervalo de tiempo prolongado, sin embargo no se deben utilizar para observar de lejos porque dan una imagen totalmente borrosa.
  • Bifocales:Esta es ideal para las personas que presentan dificultad para ver de lejos y de cerca, el lente esta dividido en dos secciones para garantizar un mejor enfoque: la zona superior permite tener una imagen nítida de elementos lejanos, mientras que la zona inferior permite observar objetos cercanos.
  • Trifocales: Este es más avanzado ya que garantiza una mejor visión tanto de los objetos que se encuentren cerca o lejos así como también de aquellos que se encuentren a una distancia intermedia garantizando una visión mejorada en cualquier situación, el problema de usar este tipo de lentes es que no son estéticos por que se evidencia con facilidad las zonas en las que varía el aumento y son de difícil manipulación.
  • Progresivos o multifocales: su manipulación no es tan sencilla pero son la versión mejorada de los trifocales, permiten corregir la percepción de la imagen a cualquier distancia sin perder la estética.