La elongación es un paso fundamental de la ejercitación, de la misma manera que hemos descrito la importancia del calentamiento muscular al comienzo del entrenamiento, para completar un proceso positivo en nuestro cuerpo no debemos evitar dedicar unos minutos a la elongación.

La elongacion mejora la circulación sanguínea

Tal vez te puede interesar: Calentamiento muscular

Beneficios de la elongación

Cualquier persona que lleva a cabo una actividad sedentaria como estar sentados frente a una computadora durante una jornada laboral, sabe lo placentero y beneficioso que es cada cierto período de tiempo levantarse unos minutos estirar las piernas y los brazos. Elongarse es estirar nuestros músculos luego del entrenamiento para favorecer un enfriamiento progresivo de los mismos y así evitar lesiones, fatiga muscular y cansancio; pero además de contribuir con el cuerpo para completar una rutina favorable, el sólo hecho de practicar la elongación trae un sin número de beneficios:

  • Previene caídas.
  • Alivia dolores.
  • Mantiene su rango de movimiento.
  • Mejora el equilibrio
  • Soluciona problemas de postura
  • Disminuye la tensión
  • Combate el estrés
  • Activa la circulación y mejora la concentración

Es importante destacar que no alcanzará con elongar sólo después de hacer ejercicios, además si nos excedemos con las cargas físicas a las cuales nos sometemos no evitaremos el cansancio o la fatiga muscular con una simple elongación, es necesario saber que sumada a la elongación posterior a la actividad deportiva debemos tenerla presente como una práctica constante en nuestra vida, si tomamos el hábito de elongar algunas veces al día nuestro cuerpo estará menos propenso a lesiones de cualquier tipo.

La elongación es fundamental al finalizar el ejercicio

Consejos a la hora de elongarse

  • Comience lentamente.
  • No se esfuerce.
  • Sobre estirarse puede causar dolor y lesiones.
  • Si duele, deténgase.
  • Elongue todos los grupos musculares principales, aguantando cada elongación unos 30 segundos.
  • Los principales músculos para elongar son: las pantorrillas, los músculos frontales y posteriores de los muslos, flexores de la cadera, del pecho y espalda.
  • Si lleva acabo una actividad muy sedentaria puede elongar: cuello, hombros, muñecas y tobillos.
COMPARTIR
Artículo anteriorToxoplasmosis: ¿Mi gato me enferma?
Artículo siguienteBeneficios del ejercicio en nuestra vida
Venezolana de 21 años amante de la salud, estudiante de Bioanalisis en la Universidad de Carabobo, mi cuna es Valencia y mi meta esta fuera del país. Caminando de la mando de Dios y de mis santos en todo momento; pensando mas de la cuenta, estudiando para ser alguien y trabajando para lograr lo que quiero, tachando metas de la lista interminable de cosas que quiero vivir, conocer y ver.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here