La queratoconjuntivitis o conjuntivitis es una inflamación que afecta a ambos ojos y puede dañar la superficie de la córnea. Esta inflamación tiene la característica que solo se produce en la conjuntiva ocular, la cual es una membrana de capa fina compuesta por mucosa de aspecto incoloro ubicada en la zona interna del párpado y en la región de la esclerótica (zona blanquecina del glóblulo ocular), los síntomas más característicos son: enrojecimiento y abundante secreción en la conjuntiva lo que incrementa la presencia de lagañas al despertar; generalmente la infección comienza en un solo ojo pero como es una patología sumamente contagiosa puede contaminarse el otro ojo con facilidad.

Conjuntivitis síntomas y tratamiento
Tal vez te puede interesar: Urticaria, síntomas y tratamiento

El aspecto de ojo enrojecido está provocado por la misma inflamación conjuntival, la conjuntiva esta constituida de pequeños vasos sanguíneos muy delgados o finos, al inflamarse la membrana estos vasos se engrosan volviendose más prominentes por lo que da ese aspecto de color rojizo

Síntomas de la conjuntivitis

Generalmente identificar una conjuntivitis es muy fácil ya que su sintomatología es única y no se comparte con otras patologías, dentro de los síntomas más comunes desarrollados en una conjuntivitis se encuentran:

  1. Picazón.
  2. Ojos rojos y llorosos.
  3. Sensibilidad a la luz solar (fotosensibilidad).
  4. Lagañas gruesas, viscosas.
  5. Puede haber inflamación de los párpados adquiriendo un color rosa claro o gris bajo esta estructura o alrededor de los ojos.
  6. Sensación de ceguera difusa.
  7. Secreción conjuntival constante que forma una adhesión dura con el pasar de las horas.

Clasificación de la conjuntivitis según su agente causal

La conjuntivitis es una lesión inflamatoria originada por una infección, lo que quiere decir que esta lesión ocular es a causa de la invasión de un antígeno (cuerpo extraño) a la conjuntiva bien sea microorganismos patógenos (bacterias, virus) o alérgenos. Ahora bien identificar al agente causal es clave para determinar el tratamiento que se va a aplicar, lo que va ayudar a diferenciar que tipo de conjuntivitis posee el paciente son los síntomas que presente.

Conjuntivitis por infección bacteriana

Conjuntivitis bacteriana

Es la más contagiosa por lo tanto lesiona a los dos ojos casi que de inmediato, principalmente el paciente manifiesta sensación de arena dentro del glóbulo ocular con abundante secreción viscosa que pueden formar costras entre los párpados mientras duerme, tanto así que no pueden abrir los ojos sin ayuda por las mañanas, a medida que evoluciona la infección se puede apreciar formación de pus de color amarillento en las glándulas lagrimales.

Conjuntivitis por reacción alérgica

Conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es menos agresiva y generalmente lesiona a un solo ojo, esta puede ser desencadenada después de tener contacto con algún objeto: polen de flores, sábanas, muebles con mucho polvo, acerrín, cortinas, etc; los síntomas de una conjuntivitis alérgica frecuentemente son siempre presentados en una época específica del año, lo que caracteriza este tipo de conjuntivitis es que no existe secreción abundante de líquido en la conjuntiva, su síntomatología se limita a picazón y enrojecimiento.

Conjuntivitis por infección viral

Conjuntivitis viral

Por su parte en la conjuntivitis viral los ojos se encuentran enrojecidos y existe una secreción abundante de líquido acuoso semejante a las lágrimas, se aprecia una hinchazón en ambos párpados (edema biparpebral) así como también hinchazón en la esclerótica lo que da al ojo un aspecto vidrioso; al igual que la conjuntivitis bacteriana es sumamente contagiosa por lo que se pueden ver afectados ambos ojos.
A los virus les encanta viajar por el tejido linfático por lo tanto puede apreciarse agrandamiento de los ganglios del cuello y detrás de las orejas, generando dolor de garganta al deglutir (tragar) esto es acompañado de fiebre leve (quebranto) y si persiste la infección se genera una visión borrosa.

El tratamiento para la queratoconjuntivitis

El tratamiento se puede hacer con medicamentos tópicos y orales. Los antihistamínicos en forma de gotas para los ojos también pueden ser útiles para el tratamiento de conjuntivitis alérgica, pero los corticosteroides no deben ser utilizados por un tiempo muy largo ya que pueden causar un aumento de la presión intraocular y empeorar el cuadro hasta generar cataratas; dependiendo de cual sea el caso se aplica un antibiótico o antiviral en gotas o ungüento.