La fiebre infantil suele ser la principal angustia en los primeros días como padres, debemos saber que la temperatura corporal de un niño es de 37 °C (98,6 °F). Cuando tenemos la sospecha que el pequeño posee fiebre no debemos determinarla colocando la palma de la mano en su frente, siempre se debe usar un termómetro ya sea de mercurio o digital. Para determinar con exactitud que aumentó su temperatura se mide de forma rectal, esta debe oscilar entre los 37,4º C a 38 °C (100,4 °F) para decir que el pequeño tiene fiebre.

Como tratar fiebre infantil

La temperatura de menos de 38 ºC en niños y bebés supone una defensa corporal para combatir la infección y más aún si conserva el buen ánimo. Si la misma se eleva a los 39 °C entra como tratamiento el uso de regadera siempre desde la cabeza sin excederse de los 30 minutos. Es obligatorio bajar la fiebre a 40 ºC en los niños y los 39 o 39,5 ºC en los lactantes sin esperar pues se corre el riesgo de que el niño sufra convulsiones por el golpe de temperatura.

Tambien te puede interesar: Los riesgos de automedicarse

Debes saber que la fiebre es un llamado de alerta que el cuerpo emite cuando algo sucede, no se cataloga como enfermedad pues en muchos casos es el signo de que existe una infección , activándose el sistema inmunológico del pequeño. La fiebre infantil puede tardar entre 2 y 3 días en desaparecer si es causada por un virus, en los casos de infecciones bacterianas el uso de antibióticos es fundamental para su recuperación.

Para reducir la fiebre infantil en niños mayores a tres meses está recomendado el uso de acetaminofeno e ibuprofeno, la dosificación se basa en su peso corporal del niño la cual debe estar representada en el costado del envase del medicamento. Estos medicamentos calmaran la fiebre del pequeño pero no harán que desaparezca la causa inicial de la misma.

Principales cuidados para la fiebre infantil

El cuidado de los niños es algo básico en el tratamiento, es fundamental que el niño esté cómodo eligiendo una vestimenta ligera con textiles que no impidan su transpiración. En el proceso febril el niño pierde líquidos, se deben reponer suministrando abundante agua, jugos y sopas al infante. Se recomiendan trapos húmedos e inclusive el baño en regadera como lo mencionamos anteriormente cuando la temperatura es muy elevada y excede los 42 °C (108 °F) pues en su mayoría el uso de esponjas y trapos en su frente solo hacen el proceso molesto e incomodan al niño.

como tratar fiebre infantil

Se debe llamar al pediatra de inmediato en casos de fiebres en bebés entre 3 y 6 meses de vida, molestias en oídos o garganta, fiebres intermitentes, tratamientos con antibióticos pero la fiebre no cesa luego de 2 ó 3 días de cumplirlo, si presenta molestia al orinar y mal olor en ella, signo de una infección para solicitar el tratamiento ideal según su peso y edad. Cuando el niño presenta fiebre alta siempre es preciso llevarle al pediatra, solo dejando las emergencias en casos de presentar convulsiones, estado de ánimo decaído o irritable y manchas en su piel.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here