La ansiedad y los antojitos son frecuentes que se presenten entre las comidas. Mantenerse en el rango de lo saludable y balanceado es difícil a la hora de complacer al estómago sin que el cerebro nos regañe. Por ello, los bocadillos para picar entre comidas que presentaremos a continuación son ¡Ricos y saludables!.

Un bocadillo es un práctico aperitivo. Ya sea que recibirás invitados o bien como en este caso, para picar entre comidas sin ganar más kilos, estos serán tus mejores aliados. ¡Te encantarán! son súper fáciles de preparar, además de ser prácticos, divertidos y sobre todo tentadores. ¿Lo mejor de todo? también hay opciones vegetarianas. ¡Así que hay para todos los gustos!

Bocadillos para picar entre comidas ¡Ricos y saludables!

Cubos de salmón con ajonjolí

Cubos de salmón con ajonjolí
El salmón es un tipo de pescado con abundante contenido de ácidos grasos saludables, en especial Omega 3.
A su vez, es una buena fuente de otros nutrientes, vitaminas y minerales. Aporta vitamina B12, vitamina C así como magnesio.

Ingredientes:

300 gramos de salmón (rosado), 50 gramos de semillas de ajonjolí blanco y 50 gramos de semillas de ajonjolí negro, hojas de salvia (decorativas), aceite de oliva (para freír) cantidad necesaria, sal y pimienta al gusto.

Preparación: ¡Muy fácil y en 30 minutos!

Este es uno de los bocadillos para picar entre comidas más sencillos de preparar. Solo te tomará unos pocos pasos:

  • Limpia el salmón verificando de no dejar espinas. Procede a cortarlo en cubos, trata de que sean todos del mismo tamaño, ¡recuerda que con la vista también se come!. Sécalos con un paño seco y limpio o bien sea con papel absorbente.
  • Posteriormente, debes salpimentar a tu gusto.
  • En un bowl mezcla ambas semillas de ajonjolí. Procede a pasar los cubos de salmón por éstas presionando un poco con la yemas de los dedos para que se adhieran al pescado.
  • ¡Ya casi!. Calienta una sartén con el aceite de oliva (o cualquier otro aceite vegetal que tengas a la mano) y cocina los cubos de salmón hasta que adquieran un color dorado. Luego retíralos con una espumadera y deja escurrir el exceso del aceite sobre un papel absorbente o bien un colador metálico o de plástico.
  • Sirve en un plato y decora con hojas de salvia. Acompaña con salsa de soya y ¡Listo, a comer y disfrutar!.

Bruschettas de aguacate y tomates: ¡Una delicia!

Bruschettas de tomate y aguacate
Otro de los bocadillos para picar entre comidas más fáciles de preparar y que a todos siempre gustan son precisamente estas bruschettas. La versatilidad de su preparación es excelente para que varíes un poco e incorpores otros alimentos de tu gusto. También son una muy buena opción a la hora de hacer un snack sano para los más pequeños de la casa.

Ingredientes:

Para aproximadamente 8 unidades necesitarás: 2 aguacates maduros, 2 tomates pintones, 2 cucharadas de vinagre, 2 cucharadas de mostaza, 4 cucharadas de aceite de oliva (o si deseas, aceto balsámico), 1 pan tipo baguette, el zumo de un limón, perejil y cilantro fresco para decorar, sal y pimienta al gusto.

Preparación: ¡Pocos pasos, rápido y práctico!

  • Lo primero que debes hacer es lavar bien todos los vegetales que usarás. A continuación pela los aguacates, retira su semilla y córtalos bien sea en lonjas largas o en cubos medianos. ¡Aquí tu gusto es el que manda!.
  • Baña las rodajas o cubos de aguacates con el zumo de un limón. Esto evitará que se oxiden y se oscurezcan.
  • Corta los tomates en cubos pequeños, o bien puedes cortarlos en rodajas circulares y crear una “cama” para colocar los cubos de aguacate encima. Recuerda que es un bocadillo muy práctico y permite que tu imaginación logre volar.
  • Posteriormente, condimenta con el vinagre, el aceite, la sal y pimienta al gusto.
  • Corta el pan en cuatro trozos y luego a cada uno de éstos los picas de nuevo por la mitad; o también puedes picar el pan en rodajas si deseas servir como pasapalo.
  • Unta el pan con la mostaza y procede a distribuir el aguacate y los tomates. Decora con perejil y cilantro picaditos. ¡Listo, siéntate a disfrutar!.

¿Ves que su preparación fue sencilla? Acá quizás viste muchas viñetas, pero no olvides que es un paso a paso de cada receta. Así es aún más sencillo de cocinar.

Bruschettas de aguacate con tomatitos cherry y albahaca

Bruschettas de aguacate y tomate cherry
¿Se parecen a las anteriores, cierto? pues es así. Comprobarás entonces que las bruschettas son versátiles, lo cual otorga el gran beneficio de variar y jugar con alimentos que puede que no te parezcan que combinen mucho, pero al probarlos en esta presentación y con un buen condimento ¡te encantaran!.

Al ser una variación de la receta anterior, lo único que cambia es lo siguiente:

  • Utilizarás aproximadamente 10 tomatitos cherry. Lávalos y córtalos por la mitad o en 4 pedazos.
  • En vez de utilizar mostaza para untar el pan, puedes bañarlos con el aceite de oliva. Luego distribuye igualmente los tomates y el aguacate y salpimienta a tu gusto.
  • Pica la albahaca fresca y agrégala justo encima de los vegetales. ¡Listo!

Tostaditas con manzana: ¡Entre lo dulce y lo salado!

Bruchettas de peras caramelizadas
Para todos aquellos fanáticos de lo agridulce y de ese límite tan delicioso entre el dulce y lo salado, pues estas tostaditas son ideales.

Ingredientes:

2 manzanas, una cucharada de mantequilla, una cucharada de azúcar, 8 rebanadas de pan francés, 200 gramos de queso roquefort y una taza de hojas de rúcula.
Si quieres algo más agridulce, sustituye las manzanas por peras.

Preparación:

  • Lava bien las manzanas o peras. Retira los cabitos y córtalas por la mitad. Procede a retirar ahora las semillas. Vuelve a cortar cada mitad en rodajas de 1 cm de espesor.
  • En un sartén, calienta la mantequilla y dora las rodajas de manzanas por ambos lados. Espolvorea con el azúcar y cocina hasta caramelizar.
  • Tuesta las rebanadas de pan (si deseas puedes usar pan de sándwich y tendrás un rico desayuno) en el horno a temperatura fuerte, o bien en una tostadora. Corta el queso roquefort en 8 trozos del mismo tamaño aproximadamente.
  • Luego, coloca las rodajas caramelizadas de manzana sobre las tostadas calientes. Distribuye un trozo de queso sobre cada una y ¡Listo! decora con las hojas de rúcula y sirve de inmediato.

Si usas peras no olvides que el tiempo de cocción de éstas es menor al de las manzanas.

Tostadas con hongos

Tostadas de hongos
Un dato bastante importante e interesante para esta receta es la limpieza de los hongos. Al contrario de la creencia común, ni dejarlos en remojo en abundante agua ni lavarlos debajo del grifo es correcto. Todo lo contrario, con ello se perderían las cualidades de estos alimentos. Por lo que lo más indicado es limpiarlos con un paño húmedo al igual que los champiñones.

Ingredientes:

Para 8 unidades: 1 taza de hongos secos, 1 vaso de vino blanco, 1 taza de champiñones, 1 tazas de hongos “ostra” o gírgolas, 1 pan campesino, aceite de oliva suficiente, 1 diente de ajo, una cucharada de mantequilla, una cucharadita de tomillo, sal y pimienta a gusto.

Preparación:

  • En un bowl, coloca los hongos secos y báñalos hasta cubrirlos con el vino blanco. Deja reposar hasta que estén blandos y luego escurre bien y pícalos.
  • A continuación limpia bien los champiñones y hongos y córtalos en rodajas finas.
  • Procede a cortar el pan en aproximadamente 8 rebanadas y colócalas en una bandeja para horno previamente engrasada con suficiente aceite de oliva. En caso de que no tengas, puedes usar un papel film.
  • Cocina en horno precalentado, a temperatura alta (220°) hasta que doren por ambas caras. Posteriormente retíralas del horno y elimina el exceso de aceite sobre papel absorbente.
  • Luego de estos pasos, calienta una sartén con una cucharada de aceite de oliva Y agrega el diente de ajo. Una vez dorado retíralo. Procede a añadir la mantequilla hasta fundir y añade todos los hongos. Cocina a fuego suave durante unos 5 minutos y condimenta con el tomillo, sal y pimienta a gusto.
  • ¡Ya casi! ahora sirve el salteado de hongos sobre las tostadas y siéntate a disfrutar.

¡Muy ricos estos bocadillos para picar entre comidas!

Bruschettas de tomates cherry y aguacate

Si te han gustado estas 5 recetas de bocadillos para picar entre comidas (Ricos y saludables) pues ¡compártelas con todos tus amigos y familiares! y anímate a prepararlos en casa y a llevarlos a tu trabajo, de esta manera no solo evitarás ganar peso por el “picoteo” entre horas, sino que también ahorrarás dinero. ¡Anímate!

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? pues ¡no te quedes con ellos! Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here