Una planta medicinal muy popular en América del Sur y Central es la uña de gato, este arbusto crece de manera salvaje en su mayoría y es originaria de la selva amazónica pero también puede encontrarse en otras áreas tropicales, su nombre es debido a que es muy similar a las pequeñas garras felinas. Los incas fueron los primeros en tomar beneficios de los ingredientes activos de la planta y con el tiempo pasaron sus conocimientos a los conquistadores españoles de aquella época; la uña de gato es ampliamente utilizado en el tratamiento de enfermedades tales como: la gastritis, el reumatismo, la artritis, y otras inflamaciones de diferentes tejidos en general.

Uña de gato.
Tal vez te puede interesar: ¿La alcahofa sirve para adelgazar?

Las tribus peruanas cocían esta planta y la ingerían para el tratamiento de tumoraciones, enfermedades respiratorias, patologías infecciosas, enfermedades que degeneraban progresivamente al organismo y lesiones inflamatorias como es la artritis; en la actualidad este arbusto es vendido libremente en el mercado, observado mayormente en las calles de los países suramericanos.

Usos de la uña de gato

La característica curativa principal que se le atribuye a la uña de gato es aumentar los medios de defensa que posee el organismo y de esta manera inhibir la proliferación descontrolada de células cancerígenas en cualquier tejido del cuerpo, a su vez es estimulador del sistema inmune lo que permite el combate contra microorganismos infecciosos como los virus.

Entre otras propiedades de esta planta se encuentra ser activo en contra de la coagulación, ser depurativa, capacidad antioxidante, funcionar como un diurético natural, evitar los espasmos musculares y mas. Otras plantas que poseen propiedades similares a la uña de gato son: jengibre, árbol de te, equinacea y sello de salomón, considerados también como antibióticos naturales; dentro de las diferentes patologias que pueden ser tratadas con te de uña de gato estan:

  1. Artritis y el lupus, ya que es bastante anti-inflamatorio e inmunoestimulante
  2. Tumores metastásico,sarcoma de Kaposi y la candidiasis también se tratan con la planta debido a su mecanismo de inmuno-estimulante y anti-mutagénica
  3. El herpes genital y herpes zoster.
  4. La cistitis
  5. Gastritis
  6. Sinusitis
  7. Úlceras gastroduodenales
  8. Asma
  9. Diabetes
  10. Inflamación osteoarticular

Uña de gato

Toxicidad, contraindicaciones y posibles efectos secundarios

Al igual que en el caso de todos los medicamentos, los productos naturales deben estar acompañados por la supervision medica ya que no siempre son 100% seguras. El uso de la uña de gato está contraindicado durante el embarazo, lactancia, niños menores de tres años, pacientes que reciban quimioterapia y aquellos que tengan un órgano trasplantado.

Las únicas personas que no pueden consumir de ninguna manera la uña de gato en toda su vida son los que presentan reacciones alérgicas a la planta, así como también deben evitar su consumo aquellos que posean problemas gástricos, ya que una dosis alta de esta planta puede causar diarreas.

Receta de te de la uña de gato

Ponga 1 cucharada de hojas machacadas en 1 litro de agua y cocine a fuego lento durante 3 ó 4 minutos desde el momento en el que el agua hierva, posterior a eso debes retirar del fuego la mezcla y dejar reposar la olla cubierta durante 10 minutos, finalmente colar y tomar de 2 a 3 tazas al día.

COMPARTIR
Artículo anteriorLos beneficios que ofrece el apio para la salud
Artículo siguiente¡Que las palomitas de maíz no sean solo para las películas!
Venezolana de 21 años amante de la salud, estudiante de Bioanalisis en la Universidad de Carabobo, mi cuna es Valencia y mi meta esta fuera del país. Caminando de la mando de Dios y de mis santos en todo momento; pensando mas de la cuenta, estudiando para ser alguien y trabajando para lograr lo que quiero, tachando metas de la lista interminable de cosas que quiero vivir, conocer y ver.