Ejercitarnos constantemente debería ser ley de vida para todos ya que son innumerables los beneficios del ejercicio para nuestro cuerpo; cuando sugerimos realizar alguna actividad física no queremos decir que usted deba entrenarse para un deporte de riesgo o pasar horas en un gimnasio, solamente teniendo la constancia de ejercitarnos durante 30 minutos diarios con una intensidad moderada, lograremos un excelente entrenamiento para nuestro sistema cardiovascular.

Beneficios del ejercicio en nuestra vida

Tal vez te puede interesar: ¿Como podemos hacer un gimnasio en casa?

Beneficios del ejercicio

Algunos beneficios del ejercicio se muestran muy rápidamente, luego de unos pocos días de comenzar con la rutina visualizaremos los primeros cambios en nuestro cuerpo, nos sentiremos más livianos y con más energía para caminar, subir escaleras y llevar a cabo nuestras actividades diarias.

Empezaremos a sentir que luego de realizar un esfuerzo nos recuperamos más rápidamente y el ritmo cardíaco será más estable; con el correr del tiempo y a medida que vayamos adaptándonos a la rutina de ejercicios los cambios serán muy notorios, se tonificará y se fortalecerá la masa muscular, obtendremos mayor resistencia física para realizar cualquier actividad, lograremos mayor elasticidad para todas las tareas cotidianas, ejemplo: cargar las bolsas de las compras, mover un mueble, bajar las copas de la alacena o barrer el patio.

Luego podremos ir puntualizando el entrenamiento de acuerdo con aquellas partes de nuestro cuerpo que queramos mejorar o modificar: brazos, piernas, caderas, hombros, espalda, pecho o abdominales; sin llegar a rutinas de máxima exigencia sólo con un poco de perseverancia y continuidad, la resistencia y la capacidad muscular podrán incrementarse entre un 20 y un 30%.

Evita el sedentarismo y mejora tu calidad de vida

Por supuesto que toda actividad está relacionada con la edad y el estado físico de cada persona; antes de iniciar una práctica deportiva ya sea en un club, en un gimnasio o en nuestra casa, debemos realizar un chequeo médico o una consulta con un profesional para que nos informe sobre nuestro estado de salud y nos asesore sobre el tipo de actividad que podemos iniciar.

Es importante saber que la edad, el estado físico y la salud no representan un impedimento para ejercitamos, en la actualidad existen técnicas y rutinas para cada persona.

Antes y después de llevar a cabo una actividad física en casa, existen dos pasos importantes que nunca debemos dejar de cumplir, ellos son: el calentamiento anterior al ejercicio y la elongación al finalizar, ambos procesos deben ser considerados como parte del ejercicio, a través del calentamiento lograremos preparar el organismo para una exigencia mayor, a su vez la elongación permitirá que relajemos y enfriemos los músculos después de una actividad física intensa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here