Los saunas han sido utilizados como una forma de socializar así como para muchos beneficios en cuanto a la salud, estos ambientes son una buena manera de relajarse y pasar un buen rato con sudor, pero ¿pueden realmente ayudar a perder peso? La respuesta corta es… si, pero solo de forma temporal es decir pocos días.

Perder peso en el sauna

Tal vez te puede interesar: 5 errores tipicos al comenzar una dieta

Peligros de la deshidratación

El calor extremo hace que se expida sudor del cuerpo y cuando se suda se pierden líquidos, la falla esta cuando se pierde más fluido de lo que se está tomando y se corre el riesgo de deshidratación; de acuerdo con la Escuela de Medicina de Harvard la persona promedio pierde alrededor de un litro de líquido corporal durante un corto tiempo en el sauna, sin embargo si usted bebe suficiente agua antes, durante y después de su tiempo dentro de el se le reemplaza los líquidos perdidos por la sudoración constante. Todos estamos de acuerdo que su peso después de salir de una sauna es menor que antes de entrar, pero por mucho que usted no desea aceptar entrar en una sauna no va a ayudar a perder peso a largo plazo.

Signos de deshidratación

La deshidratación severa es una emergencia médica, es importante prestar atención a su cuerpo y beber líquidos en abundancia si se utiliza el sauna; los síntomas de leve a moderada deshidratación son:

  1. Sequedad en la boca
  2. Sed extrema
  3. Dolor de cabeza
  4. Sensación de mareo o aturdimiento
  5. No orinar con la frecuencia habitual

Perder peso en el sauna.

Algunos beneficios del sauna

Hay muchos beneficios que se pueden esperar por entrar en una sauna a parte de perder peso, tales como:

  1. Mejora la circulación sanguínea a través del calentamiento de su cuerpo.
  2. La eliminación de las toxinas del cuerpo a través de la sudoración inducida por el calor.
  3. El calentamiento de su cuerpo hace que sus vasos sanguíneos se dilaten, lo que mejora su circulación.
  4. Ayuda a que sus proteinas de transporte en el cuerpo y el oxígeno en la sangre trabajen de manera más eficiente.
  5. Permite la recuperación de la fatiga, rigidez en los hombros y aliviar el dolor en la espalda baja
  6. Poseer piel suave y sedosa.

Definitivamente no hay enlaces directos entre el sauna y bajar de peso permanentemente, sin embargo eso no significa que el beneficio obtenido de una mejor circulación (recuperación de la fatiga) y sudoración (desintoxicación) no desempeñen un papel importante en su rutina de dieta y ejercicio.

Por otra parte entrar en una sauna puede ser lo que necesita para cambiar su estado de ánimo, aliviar el estrés antes o después de hacer ejercicio. Como se menciono anteriormente entrar a un sauna ayuda perder peso solo temporalmente; esto se debe a que el hecho de entrar al sauna se calienta tu cuerpo y podría dar lugar a la quema de grasa, a su vez la sensación de calor aumenta la tasa metabólica del organismo lo que se comporta como un efecto potencial de la quema de grasa en su cuerpo, sin embargo esto debe ser complementado con diferentes regímenes alimentarios para alcanzar el peso deseado.

COMPARTIR
Artículo anteriorLa fabulosa dieta asiática del plátano
Artículo siguienteErrores al seguir una dieta… ¡Cuidado con el efecto yo-yo!
Venezolana de 21 años amante de la salud, estudiante de Bioanalisis en la Universidad de Carabobo, mi cuna es Valencia y mi meta esta fuera del país. Caminando de la mando de Dios y de mis santos en todo momento; pensando mas de la cuenta, estudiando para ser alguien y trabajando para lograr lo que quiero, tachando metas de la lista interminable de cosas que quiero vivir, conocer y ver.