El estreñimiento no es más que la disminución del ritmo deposicional. Sin embargo, ¿cuál es el ritmo indicado? ¿cuantas veces se debe ir al baño para que sea considerado un ritmo normal? ciertamente son dos grandes interrogantes que surgen en este tema. No obstante, la realidad es que cada individuo es distinto, y a su vez, cada población ha acuñado su propio valor normal. Así para los habitantes de la región occidental, los límites normales pueden ir desde 3 veces al día como máximo y tres veces a la semana como mínimo. Lo esencial es que entiendas que existen remedios caseros para combatir el estreñimiento y mantener una buena salud gastrointestinal. ¡Conoce 7 de ellos a continuación!

7 remedios caseros para combatir el estreñimiento

¿Sufres de estreñimiento? antes de probar con los laxantes u otros fármacos, deberías adoptar un estilo de vida más sano y apuntarte a estos remedios caseros para combatir el estreñimiento que además te brindarán muchos otros beneficios, como disminuir el riesgo o progresión de la enfermedad hemorroidal, tratar naturalmente otros trastornos como la retención de líquidos y muchos más.

1. Avena + banana: ¡Una solución dulce y efectiva!



Es frecuente escuchar o leer la gran atención que la avena despierta a la hora de optar por remedios caseros para combatir el estreñimiento. Al igual que el cambur o banana (en algunos países es conocido como plátano), ambos son alimentos amigables para el tracto gastrointestinal. Esto se debe a que la avena por cada 100 gramos que se consuman, logra aportar hasta 11 gramos de fibra, y la banana aproximadamente 2,6 gramos.

Esta solución natural consiste en realizar un batido sencillo. Los ingredientes que necesitarás son: 1 taza de leche descremada, media taza de avena, 1 cambur mediano, canela y azúcar al gusto. ¡La preparación es lo más fácil! tan solo licúa la leche, la avena y la banana hasta conseguir un batido homogéneo y semi-espeso. Sirve en un vaso y espolvorea un poco de canela. Dependiendo de tu gusto puedes endulzar con azúcar pero ¡no te excedas! ya que el cambur también es un edulcorante natural.

Tómalo por las mañanas, preferiblemente en ayunas, tres veces a la semana.

2. Jugo de tomate, perejil y albahaca



El tomate es una buena fruta capaz de combatir el efecto de los radicales libres (famosos por su papel en el envejecimiento), fortalecer el sistema inmunológico, aportar vitaminas (en especial A y C), así como ayudar a disminuir los valores del LDL colesterol o también llamado “colesterol malo”.

Preparar este jugo de tomate es bastante sencillo, y solo te tomará un par de minutos. Los ingredientes son: 10 tomates rojos, un puñito de hojas de albahaca fresca, ramitas de perejil, zumo de un limón, sal y pimienta (opcional).

Lo primero que debes hacer es hervir un poco de agua en una olla. Cuando esté hirviendo coloca durante unos 5 minutos el tomate. Luego retíralos y procede a quitarles la concha; de esta manera es mucho más fácil de hacerlo. Una vez que tengas tus tomates pelados, pícalos en trozos y procesa junto con la albahaca y el perejil en una licuadora a velocidad media-alta.
Si deseas una textura más fluida, cuela y agrega un poco de agua. ¡Listo! Aprovecha de tomarlo en las mañanas.

3. Té de limón con miel



El limón es una fruta cítrica muy conocida por su aporte de vitamina C. Sin embargo entre sus beneficios para la salud destaca el papel que ejerce sobre el sistema digestivo donde favorece el proceso de digestión. Además gracias a su contenido de fibra dietética también te brinda una ayuda a la hora de luchar contra el estreñimiento. ¿Otro punto positivo para el limón? es un ayudante en el proceso de adelgazar ya que además de ser bajo en calorías, controla la ansiedad.

Para este té de limón solo necesitarás una taza de agua, el zumo de un limón, 1 cuchara de miel de abejas y sal (opcional). Preparación: Hierve el agua, agrega el zumo del limón y la miel. Mezcla y toma caliente en ayunas.

4. Batido de papaya y banana: Un clásico



Uno de los remedios caseros para combatir el estreñimiento que clásicamente no puede faltar es sin duda alguna la Papaya. Esta fruta tropical es baja en calorías, aproximadamente 43 Kcal por cada 1oo gramos. Tiene propiedades astringentes, cicatrizante, antisépticas, antioxidantes y por supuesto, laxantes y digestivas.

Este batido puedes tomarlo en las mañanas para obtener un efecto laxante suave o a media tarde para controlar además tus antojos y ansiedad. Gracias a la enzima Papaína contenida en la papaya, ésta es un buen digestivo, capaz además de ser empleado para aliviar las dolencias de la gastritis, enfermedades de la vesícula biliar y de la enfermedad úlcero péptica.

Para el batido necesitarás los siguientes ingredientes: Media papaya sin concha, un cambur o banana mediana, un yogurt natural, media taza de leche de coco o descremada, una cucharada de miel de abejas. Su preparación: Licua todos los ingredientes a velocidad media hasta obtener una mezcla homogénea. Si queda muy espeso añade un chorrito de agua o más leche. Sirve en un vaso con algunos cubos de hielo y listo.

5. Jugo laxante: Para casos más severos



Ingredientes: 100 gramos de tamarindo, 1 cucharada de jengibre rallado, 1 puñito de hojas de menta fresca, agua mineral.
Preparación: Hierve el tamarindo durante 15 minutos en medio litro de agua. Separa la cáscara y extrae la pulpa. Usando un procesador de alimentos o una licuadora, mezcla la pulpa del tamarindo con una taza de agua, el jengibre y la menta. Para un mejor efecto y sabor, añade el zumo de un limón. Finalmente, deja reposar por unos 15 minutos y listo.

Se aconseja que consumas este jugo una vez por semana.

6. Manzanas, ¡muchas manzanas!



La manzana es una fruta conocida por sus buenas propiedades para la salud y su bajo aporte calórico (52 Kcal por cada 100 gramos). Su beneficio para luchar contra el estreñimiento radica en el contenido de fibra insoluble presente en su concha o piel. También puede ser útil en casos de diarrea gracias a que es rica en la enzima pectina.

Solo debes aumentar el consumo de manzanas con su concha, para lo cual realizando un buen lavado de esta fruta, podrás comerla entera o hacer algunas ensaladas por ejemplo aquella con nueces y lechuga romana. Así aumentas el aporte de fibra y las nueces te brindan ácidos grasos saludables.

7. Espinacas: ¡Más allá de Popeye!



Frecuentemente las espinacas se relacionan con la gran fuerza de Popeye, la famosa comiquita. Sin embargo, más allá de ello, la espinaca es una hoja capaz de tratar ciertos trastornos como la anemia, por su valor alto de hierro, y la constipación o estreñimiento también.

Si sufres de estreñimiento severo, deberás preparar un jugo de espinacas. Para lo cual necesitarás un vaso de hojas de espinacas frescas y lavadas, y medio vaso de agua. Procesa todo en una licuadora y luego cuela. Sirve en un vaso y agrega un chorrito de miel. Deberás tomarlo dos veces por semana.

Si tu estreñimiento no es tan severo, basta con que comiences a incorporar más esta planta en tus comidas diarias. Bien sea en forma de tortitas de espinacas o de ensaladas.

También te puede interesar: Jugos de banana para perder peso.

Jugos de banana

Si te han gustado estos remedios caseros para combatir el estreñimiento ¡anímate y compártelos! con tus amigos y familiares.

El estreñimiento es una afección altamente frecuente ¡ayuda! a los demás compartiendo este contenido.

No olvides seguir a Conocer de Salud en Facebook, Twitter e Instagram.

¿Tienes dudas o comentarios? pues ¡no te quedes con ellos! Hazlos saber, nos encantaría ayudarte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here